Navigation überspringen
SEKIS Selbsthilfe Kontakt und Informations Stelle
Startseite | Suche | Sitemap | Kontakt | Barrierefrei | Drucken
Schriftgrösse: A | A+ | A++

10 Reglas y metódos para el trabajo de grupos

Las reglas y los metódos sirven para estructurar la conversación y el desenvolvimiento en el grupo. Facilitan la concentración para un tema especial y los objetivos personales. La aplicación de me-tódos y reglas es diferente y depende de la respectiva temática del grupo de autoayuda. Así p. e. los grupos de autoayuda, en el campo de la adicción, muchas veces trabajan con otras reglas que los grupos de auto-experiencia o de enfermos crónicos.

Algunos grupos de autoayuda trabajan sin reglas fijas o escogen- solamente técnicas determinadas o metódos que les parecen ne-cesarios para el trabajo grupal. Siempre es la decisión del gru-po si y con cuales reglas y metódos se trabajará.

Cada grupo de autoayuda desarrolla su propia forma de -trabajo, que justifica sus objetivos y necesidades. El estilo de trabajo puede cambiarse con el paso del tiempo y hacer la aplicación de reglas obligatorias o innecesarias.

10.1 Comienzo y fin de una sesión de grupo son fijados -exactamente

Los miembros saben a que hora empieza el trabajo concentrado de grupo y pueden ajustarse a presentar sus inquietudes en este -tiempo. Por eso es muy importante la puntualidad para el comienzo y el final.

10.2 Cada uno habla solamente sobre sí mismo y no sobre otras personas

Cada miembro habla principalmente sobre sí mismo – sobre sus pensamientos, sentimientos, vivencias, esperanzas y espectativas. Naturalmente no siempre se puede evitar de hablar sobre familiares o amigos que juegan un papel importante en la vida de cada uno. Pero sin duda debería ser centrada la atención en la propia persona. ¡Sobre miembros aucentes de grupo, no debería ser hablado!

10.3 Perturbaciones tienen la preferencia

Interrumpa la conversación cuando no pueda participar realmente. P. e.cuando está aburrido, enojado o está desconcentrado por otro motivo. Un socio “ausente” no solamente pierde la opción para su propio desarrollo, sino significa una pérdida para todo el grupo. En el momento en que se alza la perturbación, continúa la conversación interrumpida. Puede ser que sea tratado otro tema, que eventualmente fue provocado durante la interrupción y que actualmente es de más importancia para el grupo.

Hay que tener valor para practicar esta regla, pero es muy importante e impulsa el espíritu de solidaridad.

10.4 ¿Cómo me siento hoy?

Muchos grupos al inicio de su reunión de grupo preguntan sobre- los problemas actuales y el estado anímico de los miembros (p. e. también miedos, que son traidos a la sesión) para hablar sobre estos a continuación (también cuando en realidad otros temas están planificados). Este procedimiento da a cada uno el sentimiento de pertenencia y comprensión.

10.5 El flash

Cada persona tiene la opción de expresarse sobre un tema especial, una situación o su estado anímico en poco tiempo (máximo 2 minutos). ¡A las explicaciones respectivas no se darán comentarios ni se discutirán!

El flash puede ser practicado al comienzo, durante o al fin de una sesión de grupo, así como en situaciones de grupo donde falta claridad.

Un flash puede servir para:

  • aclarar situaciones difusas, vagas entre los miembros
  • describir la situación actual personal de los participantes
  • explicar emociones y sentimientos particulares
  • presentar expectativas, necesidades y deseos
  • nombrar temas interesantes
  • encontrar la entrada a la conversación de grupo
  • elaborar una imagen de opinión que cierra la sesión de grupo.

Sólo entonces cuando todos los participantes se han manifestado, el flash es evaluado y eventualmente pueden ser sacadas las consecuencias (p. e. cambio de tema, aplicación de una regla especial).

10.6 Feedback (Retroalimentación)

El feedback tiene como fin llegar a saber, que efectos tiene nues-tro comportamiento sobre otras personas. El efecto positivo del feedback se encuentra en que corrige comportamientos perturbadores en el trabajo conjunto o pueden ser reforzadas las cola-boraciones.
 
Cuando estoy inseguro de cómo mi comportamiento afecta a otros miembros del grupo o cuando quiero saber que piensan los otros de mí, puedo pedir un feedaback.

Pero también en el caso de que el comportamiento de un miembro de grupo cause en mí p. e. emociones positivas o negativas, puedo avisar en dar un feedback.

No es fácil dar un feedback pero tampoco recibirlo. No estamos acostumbrados a hablar abiertamente sobre nuestras emocion-es. Por eso es útil aceptar las reglas siguientes.

Cuando das un feedback:
Habla de modo directo con el otro y muéstrale que te -refieres -a él. Habla de las emociones que han provocado en tí su com-porta-miento. Dile como has sentido la situación, muy concretamente, para que la persona frente tuya pueda entender, a cual comportamiento te refieres. No tienen sentido evaluaciones, inculpaciones y especulaciones sobre el comportamiento del otro.

Cuando recibes un feedback:
En el momento en que recibes un feedback no intentes contestar
pronto, defenderte o aclarar cosas. Escucha tranquilamente y presta atención a lo que causa en tí el feedback. También puedes pedir un feedback a otros miembros. Entonces ya puedes entrar en detalles sobre el contenido.

Un feedback ayuda para:

  • comparar percepciones propias y de otros,
  • reconocer razones de fondo, momentos provocados, causas de comportamientos individuales y declaraciones,
  • evitar interpretaciones y especulaciones,
  • recibir informaciones sobre efectos y eficacias del comporta-miento propio.

El feedback ayuda para aprender a practicar y aceptar la crítica, o para reflexionar y cambiar comportamientos respectivamente.

10.7 Moderación de la conversación

La conversación de un grupo grande puede ser estructurado por medio de una moderación. Posibilita, que cada miembro que desea, puede tener la palabra, que no se pierda de vista el tema y el hilo. La moderación de la conversación puede cambiar de una reunión a otra y ser tomada por miembros diferentes. Es un medio para la estructuración del programa de grupo pero no para determinar el contenido. ¡Guías de conversación no son guías de grupo!


© 2014 sekisTo top
Bismarckstraße 101 | 10625 Berlin | Tel. 030 - 892 66 02 | Fax 030 - 890 285 40 | sekis@sekis-berlin.de | www.sekis-berlin.de | Impressum